Héctor LibréSu primera conexión con los caballos fue a los 6 años mientras su hermano jugaba al fútbol, Hector contemplaba a los caballos de los carros mortuorios.

Un vecino, que lo veía pelearse con los chicos del barrio le ofreció la oportunidad de conocer un stud. Su carrera como Jockey comenzó en Rosario, fue muy reconocido en su carrera, pero si le preguntan a el, fue mejor como Tester de caballos, saber como se encontraba su salud y que podía molestarlo, escuchar su aliento y saber que estaba viviendo ese caballo.

Hoy es director y profesor de la escuela de Jockeys aprendices del Jockey club de San Isidro donde en pocos años, desde 2004 los egresados han ganado 8573 carreras en los hipódromos de Palermo, San Isidro y La plata.


Volver